¡No logro que mi hijo se siente a hacer la tarea!

¡No logro que mi hijo se siente a hacer la tarea!, ¡El cree que esta de vacaciones!, ¡No logro despegarlo de la televisión o de la computadora! Son frases que vengo escuchado cada vez con más insistencia mientras los niños no pueden ir a clases por las protestas.

Este tema me inquieta mucho porque como padres debemos lograr que los niños o no tan niños cumplan con sus responsabilidades.

Esto no debe convertirse en un caos para los padres. Ahora la solución no es nada complicada. Así que iniciemos con la premisa de que los niños aprenden con el ejemplo, no con lo que repetimos mil veces.

Después de entender eso debemos comenzar a organizarnos nosotras como madres. Lo primero es hacer una lista de nuestras prioridades (que seguramente han venido cambiando al correr de los días) y para eso te doy un cuadro que nos va a servir.

Es muy sencillo: toma una hoja que dividirás en 4, en el primero colocarás las cosas urgentes (que son las tareas que requieren la atención inmediata) en el segundo las cosas importantes (tareas que te llevarán a cumplir tus metas o prioridades) en el tercero debes colocar lo no urgente (tareas que no requieran atención inmediata) y finalmente lo poco importante (tareas que no requieren atención especial, que puedes delegar o dejar de hacer).

La idea es que lo importante se lleve tu mayor atención, porque es lo que realmente te llevará a que cumplas tus metas, y lo urgente son llamadas de imprevisto.

Ese ejercicio te ayudara a mantener la menta más clara de lo que quieres y de lo que debes hacer.

Además organiza tu trabajo con la misma lista de lo urgente y lo importante, y así podrás mantener un orden para que no trabajes 24 horas al día, y puedas comer con tranquilidad y hacer las demás actividades. (Si quieres mas detalle de este punto crea mi columna de cómo trabajar en casa)

Otro detalle en tu planificación incluye tiempo para revisar las redes, esto te lo digo porque una de las grandes excusas que no hacen mucho o que los niños no lleven un orden en estos días es que las madres viven pegadas a las redes sociales y ahí se les va el tiempo.

Es importante colocar unos cinco minutos en la mañana y en la tarde para desconectarte de tus quehaceres, esto te permitirá ser más productiva.

Los niños

Después viene la etapa de los niños, en estos momentos es aconsejable hacer una planificación paralela de cómo seria un día con tus hijos sin clases. En este punto no se te puede olvidar que los pequeños no están de vacaciones y mientras sigas lo más que pueda la estructura escolar será más fácil para ellos cuando regresen al colegio.

Ahora el niño ya tiene más de cinco años involúcralo en su plan diario, esto te permitirá que el pequeño se sienta escuchado. Claro todo dependerá de la madurez que veas, debido a que le puedes dar el chance de hacer su propio horario. En mi caso mi hijo mayor me presentó un horario de sus actividades en días atípicos, el cual conversando con el logramos cambiar algunas cosas por facilidad, pero se sintió que el podía ser el dueño de sus horas.

Ahora debes tomar en cuenta

  • Si tenemos un tiempo estipulado y vemos que el niño necesita más tiempo para cumplir los objetivos intentemos hacerlo progresivamente. Nunca pasar de media hora a dos horas porque así no crearemos el hábito.
  • Nunca estar encima de ellos a la hora de estudiar.
  • Qué sea una alarma quien avise al niño de que es la hora de ir a estudiar, si es el padre o madre quien se ocupa de hacerlo hay más probabilidades que acabe en riña.

Ahora si te toca trabajar en casa, acopla tu horario al de estudio de tus hijos, así será más fácil concentrarte; pero si es muy pequeño y necesita apoyo, cuadra tu trabajo en el horario donde ellos puedan ver una película o jugar.

Trabajando fuera

La otra cara de la moneda en esta situación es que debes salir a trabajar a pesar de las protestas, pero los niños no pueden ir a clase.

Después de que consigues quien lo cuida, viene el dilema de que no saben que hacen; en ese momento lo que debes hacer el planificar igual el día según su edad y darle esa información a la persona que los cuida. Ahí no seas tan especifica con los horarios, solo coloca cuatro actividades diarias con horarios flexibles y explícaselo tanto a los niños como a las personas que lo cuidan.

Recuerden que esto no es matemática, la idea es que adapten a cada situación las herramientas para que sean productivas.

Amaris Peraza
Diario El Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s